Información / Artículos
Animales en Cautiverio
Entretenimiento


Lobos Marinos


Los lobos marinos son animales muy inteligentes, juguetones y sobre todo ruidosos. Sin embargo, en los zoológicos, parques acuáticos y circos, es poco lo que se puede aprender de ellos, debido a que son por lo general tratados como "payasescos" y están en condiciones completamente anti naturales.


En estado salvaje

Al contrario que los delfines y ballenas, los lobos marinos pasan su tiempo tanto en el agua como en tierra firme. Por lo general salen del agua para aparearse, descansar y parir sus crías. Son predadores oportunistas, alimentándose de calamares, pulpos y peces. Los individuos del grupo suelen descansar muy cerca uno del otro.

Los lobos marinos están muy bien adaptados al ambiente acuático, pueden encontrar comida fácilmente, escapar de los predadores, y percibir que ocurre bajo el agua. Además, poseen un sistema de comunicación complejo que aún no se ha terminado de comprender.


En zoológicos y parque marinos

Cuando muchos zoológicos encontraron obstáculos a la hora de llevar a cabo espectáculos con delfines, ocuparon sus piletas vacías con lobos marinos. El mismo argumento, que está tirando abajo los delfinarios, se puede aplicar a los lobos marinos. Son animales inteligentes, capaces de aprender actividades complejas, pero son mantenidos en ambientes estériles -una pileta con cloro está muy lejos de compararse con el océano. La vida de los lobos marinos cautivos, se ve entonces, muy comprometida. En libertad, llevan vidas socialmente complejas, las cuales no pueden ser reproducidas en cautiverio.




Por otro lado, la única razón para mantener lobos marinos en cautiverio suele ser el entretenimiento público. Por lo general, los zoológicos y acuarios ofrecen a la audiencia un show de circo, con lobos marinos balanceándose sobre pelotas, aplaudiendo y realizando varios trucos a cambio de comida.


En los circos


De acuerdo con los requerimientos veterinarios de la Asociación de Propietarios de Circos, los lobos marinos no deben ser transportados, y cuando permanecen en sitios estables, las piletas deben tener agua para nadar, la cual debe ser repuesta o filtrada todos los días, y por lo menos un metro de profundidad.

Esto fue ignorado cuando, en 1994, Han Pederson llevó su circo a Inglaterra. Pederson debió detenerse en la carretera debido a que el vehículo no era adecuado. La policía encontró entonces, 5 leones marinos en un estanque dentro del vehículo. Inmediatamente se dio parte a los bomberos, quienes llenaron la pileta con agua.

Investigaciones encubiertas han revelado que los lobos marinos pertenecientes a circos, pasan el 80 % de su día en pequeñas piletas que se encuentran dentro de los vehículos. La posibilidad de contar con una pequeña pileta al aire libre es nula cuando se encuentra dificultad en la obtención de agua.


Fuente: The Captive Animals Protection Society
Traducido por Facundo Moyano




Escríbenos uva@ivu.org