UNIÓN VEGETARIANA ARGENTINA



La Huerta Orgánica

 


Promovemos la huerta orgánica como eje principal en la alimentación humana. Aunque parezca poco probable en un mundo tan moderno, todavía es posible recurrir a desempolvar viejas técnicas de producción de alimentos. Productos que hoy denominamos orgánicos, y que en la actualidad se producen utilizando los mismos métodos que se usaban antiguamente (cuando no existían los químicos), metodos estos, que mejorados y combinados con el conocimiento actual, pueden hacer viable la producción a gran escala de alimentos orgánicos para alimentación, tanto en ámbitos rurales como en urbanos y semiurbanos, dandole verdadera importancia a la calidad del alimento diario.

Cabe recordar que los beneficios de los vegetales en la dieta humana estan ampliamente reconocidos en el ambiente científico y médico a nivel mundial, y que muchas organizaciones internacionales como la OMS Organización Mundial de la Salud, también recomiendan la alimentación con vegetales orgánicos como muy saludable y preventiva en muchas enfermedades.

La imposibilidad que existe en nuestro país, por el momento, para desarrollar la producción orgánica de alimentos a nivel masivo, sobre todo por la falta de interés de los productores, hace que los instructivos sobre desarrollo de huertas orgánicas cumplan con un objetivo de gran valor, como lo es ofrecer apoyo a quien quiera alimentarse de forma sana y natural.

A simple vista se puede notar una deficiencia en cuestiones nutricionales, a nivel general, que padece el grueso de la población (los hospitales estan llenos), este sistema de producción de vegetales para alimento humano, podría representar una solución viable y sumamente beneficiosa, obteniendo como principal resultado la posibilidad de un cambio de dieta y una mejora en la salud general de la población.

El desarrollo de este tipo de emprendimientos es especial para escuelas, hogares, comedores, familias, vecinos, sociedades de fomento, asociaciones barriales, desocupados, etc., que dispongan o tengan acceso a pequeñas extensiones de tierra, los municipios pueden ceder tierras para este fin, también los gobiernos provinciales o el estado nacional.

También pueden utilizarlo las personas que deseen una alimentación saludable y libre de contaminantes, produciendo sus propios alimentos de una forma sencilla y natural.

Esperamos que muchas personas puedan tener acceso a estos trabajos y que les sirva de ayuda en su vida real.

Recordemos también que la producción industrial convencional de vegetales genera grandes riesgos para la salud, ya que hoy se utilizan elementos de alta peligrosidad en las cadenas productivas de la industria agricola convencional, como pesticidas, herbicidas, fertilizantes, etc los que generan residuos venenosos, que luego son ingeridos al llegar impregnados en los alimentos, sin tener en cuenta los problemas de salud que puede acarrear el continuo consumo de estos químicos contaminantes a través de los años.
A nivel mundial, el uso de agroquímicos y contaminantes en la producción de alimentos, está siendo ampliamente cuestionada, y en muchos países el rechazo se está generalizando, obligando a los gobernantes a crear nuevas leyes que protejan al consumidor, fomentando de este modo el desarrollo de la producción de alimentos orgánicos. En Europa y en los Estados Unidos de norteamérica, cada vez son más las empresas que están cambiando sus formas de producir, pudiendo el consumidor encontrar cada día más productos orgánicos en el mercado.

La alimentación natural está estrechamente ligada a la buena salud, ya que en una variada combinación de alimentos de origen vegetal se pueden encontrar todos los nutrientes esenciales para llevar una vida sana, pero este no es el único beneficio que nos reporta este tipo de alimentación, también debemos sumar el no deterioro del medio ambiente, que está directamente relacionado con el manejo orgánico de la producción y por último además, no podemos dejar de agregarle el valor ético que este tipo de producción representa, al evitar el doloroso sacrificio de animales, todas opciones muy beneficiosas, mientras que en contraposición no encontramos ningun argumento que aconceje no alimentarse de este modo.

Sugerimos a nuestros lectores se relacionen de algún modo con alguna huerta orgánica o bien generen un emprendimiento de este tipo, aunque sea individual y hasta en pequeños espacios de tierra, como macetas, donde fácilmente pueden intentar producir por ejemplo: radicheta, rabanitos, etc. claro que si disponen de espacios más amplios, la variedad a producir puede ser mucho más variada.

En fin, todo esto nos ha llevado a inaugurar esta nueva sección, donde iremos publicando información sobre diferentes formas o sistemas para desarrollar huertas orgánicas, empezamos con el proyecto Pro-Huerta del INTA.






VEA EL MANUAL COMPLETO
ADAPTACIÓN PARA INTERNET REALIZADA POR LA
UNIÓN VEGETARIANA ARGENTINA



 

 



UNIÓN VEGETARIANA ARGENTINA