Preguntas frecuentes
Animales Marinos Libres
Unión Vegetariana Argentina (UVA)

Ballenas


1)¿Cómo se las clasifican en el reino animal?

Las ballenas pertenecen al orden de los cetáceos, dividido en dos grandes grupos o subórdenes: misticetos (ballenas con barbas) y odontocetos (ballenas con dientes). A su vez, el primero se compone de tres familias (balaénidos, balaenoptéridos, y escrictidos, esta última con un solo género, compuesto por una sola especie, la ballena gris) y el segundo de ocho familias, de las cuáles sólo los fisitéridos (cachalotes) son verdaderas ballenas y los demás son delfines de mar, delfines de agua dulce, belugas, narvales y marsopas.

2)¿Cuál es la ballena más grande?

La mayor de las ballenas es la azul, un gigante de los mares que mide hasta 31 metros de largo y puede pesar hasta 200 toneladas pese a ser proporcionalmente más delgada que la mayoría de las demás ballenas. Se las encuentra en aguas frías y templadas de todo el mundo. La cola es de gran tamaño, tiene una breve aleta dorsal y sus aletas pectorales son relativamente chicas en relación con el tamaño de su cuerpo. Su caza está absolutamente prohibida.

3)¿Qué comen las ballenas?

Las ballenas se alimentan filtrando el agua a través de las barbas. Algunas especies, como la ballena fin o la de Bryde, son muy poco selectivas y cuando abren la inmensa boca para dejar entrar en ella el agua son pocos los animalitos marinos que se salvan, incluidos peces pequeños. En cambio, la ballena azul se limita a una dieta de determinados crustáceos y moluscos pequeños, mientras que a las ballenas sei, a las minke y a las yubartas (o jorobadas) les atraen especialmente peces chicos como anchovetas y sardinas además de diversos crustáceos que viven en las capas superficiales del océano. El alimento preferido de todas las ballenas que viven en aguas cercanas a los polos, y especialmente las del océano Antártico, es el krill, el diminuto crustáceo que puebla por millones en esas zonas. Los cachalotes, tienen una conducta alimentaria que se asemeja más a la de los predadores marinos, ya que comen calamares de todos los tamaños, a los que persiguen hasta grandes profundidades.

4)¿Se sumergen muy profundamente?

En su gran mayoría las ballenas se sumergen a profundidades menores de 500 metros y hasta un máximo de 40 minutos cada vez. Pero algunas, como los cachalotes, son capaces de descender en ocasiones hasta alrededor de los 3 mil metros. Lo común, es que las ballenas se sumerjan sólo hasta los 100 metros dado que su alimento, el plancton, abunda en las zonas más cercanas a la superficie.

5)¿Cómo son los sentidos de las ballenas?

Gusto y olfato son dos sentidos que tienen muy poca importancia en la vida de las ballenas. En cambio, el tacto, la vista y el oído están mejor desarrollados. Estudios recientes demostraron que, contra lo que se creía, la piel de los cetáceos es muy sensible y posee una extraordinaria capacidad refleja. Por su parte, los ojos son anatómicamente parecidos a los de la mayoría de los mamíferos, aunque no se sabe con certeza si le permiten ver a gran distancia tanto dentro como fuera del agua. El oído es sin duda el sentido principal de las ballenas, ya que les permite detectar presas y enemigos a gran distancia y con exactitud. El oído está conectado con el exterior por un conducto diminuto, pero tanto los nervios auditivos como los centros cerebrales de este sentido tienen grandes dimensiones.

6)¿Nadan igual que los peces?

A diferencia de los peces, que nadan ondulando sus cuerpos hacia ambos lados, las ballenas nadan mediante un movimiento ondulatorio lento y parejo en sentido vertical. El movimiento es impulsado por los músculos natatorios ubicados en la parte trasera del animal y por el movimiento hacia arriba y hacia debajo de la cola. Una muy especial configuración anatómica hace que las ballenas posean una excelente hidrodinamia, que impide la formación de turbulencias y facilita el avance. Las ballenas disponen, como los peces, de la capacidad de secretar lubricantes grasos, pero en cambio, tienen una red capilar en la piel que calienta el agua a su alrededor, haciéndola menos densa y viscosa. Además, la capa externa de la piel es de una gran elasticidad, capaz de captar las presiones externas y acomodarse a ellas, centímetro a centímetro, facilitando aún más el avance.

7)¿Porqué se llama así la ballena franca?

Habituales, pobladores del golfo de San José, en la costa patagónica, las ballenas francas deben su nombre castellano a una traducción equivocada del término “wright whale” (ballena correcta). Así la llamaban antiguamente los balleneros de habla inglesa para identificarla como la ballena de caza más fácil, por su escasa resistencia a los arponeros y la flotabilidad del cuerpo una vez muertas.

8)¿Todas las ballenas cantan?

Las ballenas cantoras son las conocidas como yubartas o ballenas jorobadas. Se las llama así porque cuando se sumergen doblan el cuerpo formando una gran giba fuera del agua. Como parte de la conducta de apareamiento, los machos “cantan” por períodos que duran entre seis y treinta minutos y se repiten hora tras hora. Las yubartas suelen dar enormes saltos fuera del agua, impulsadas por su amplia cola y por las larguísimas aletas dorsales, las mayores de todas las especies de cetáceos.

9)¿Qué enemigos tienen las ballenas?

Además del hombre, que las ha cazado durante siglos, los principales enemigos de las ballenas son la orca y algunos tiburones y peces espada. Por lo general, las ballenas que viven en grupos se defienden con mayor éxito de los predadores, quienes suelen atrapar a las crías o a los animales viejos o enfermos. Además de esos enemigos mortales, las ballenas sufren la incómoda presencia de innumerables parásitos externos e internos: diatomeas (algas unicelulares), gusanos de varias clases, lampreas, insectos y crustáceos se adhieren a las más diversas partes del cuerpo de los cetáceos.

10)¿En qué países se come carne de ballena?

Solamente los esquimales y los japoneses comen regularmente carne de ballena. En la ex URSS se usa en abundancia para alimentar animales en las granjas peleteras. El consumo que hacen los esquimales es reducido y es una de sus escasas fuentes de alimentación. En el Japón, sin embargo, representa sólo el 0,9 por ciento del consumo humano de proteínas, una cantidad que, según los críticos de la industria ballenera japonesa, es fácilmente sustituible y no justifica que se sigan sacrificando ejemplares de cetáceos en peligro de extinción.


Fuente: Colección Conozca Más

 



Escríbenosuva@ivu.org